miércoles, 19 de marzo de 2008

El mundo del hogar

Estoy descubriendo la cantidad de cosas que hay que hacer en una casa... Y no me digais de todo, ya lo sé. Y lo complicado que resulta a veces hacer algo tan sencillo como cambiar las cuerdas del tendedero. De una ventana a otra en un patio interior. Cómo pasar la cuerda al otro lado se convirtió en un misterio para mi Niña y para mí. Recurrimos al comodín de la llamada, a la voz de la experiencia, a su padre. Claro, ata la cuerda nueva a la vieja y la vas moviendo ¡Claro! Así de sencillo... cuando te lo dicen.
Queremos blanquear la casa. Otra vez llamadas y dudas. Hemos entrado a una tienda de pinturas para comprar 5 kilos de pintura plástica y un rodillo. Y hemos salido con 15 kilos de pintura (para mí que son más de lo que pone en la lata), un brochín (para las esquinas y rodapiés, claro, no puedes con el rodillo. O me ha visto cara de Goya o de Sorolla, una de dos), un plástico para cubrir la cama, y ya nos hemos plantado, que las tiendas de los chinos también tienen que vivir.
Así que nos queda un semana de pasión y muerte en Semana Santa blanqueando, pero eso sí, con calma, que no quiero resucitar este domingo.
Un saludo a todos y ¡¡¡a disfrutar y descansar!!!

11 comentarios:

Pequeña Desorden dijo...

jajaajajajajaj, jaajajajajaj, jaajajajaj, misterios de la vida domestica.
La verdad es que la experiencia acumulada de los padres no tiene precio...
Mil besos desordenados

potsis dijo...

Yo como todavía no tengo casa me libro de esas cosas (i book esas things, no he podido evitarlo).

Aunque todavía me acuerdo en la casa de mis padres cuando les daba por pintar las paredes, para mí completamente blancas hasta que se apartaban los muebles y resulta que eran de un color algo amarillento.

Fin de semana (santa) de chapa y pintura, pero sin chapa.Espero que te cunda.

Un saludo.

Twat Boy dijo...

Muchas gracias Potsis, a ver qué tal... ja ja ja

El opositor dijo...

Igualmente!

Lo del tendedero tuvo que ser difícil, es uno de los grandes misterios de esta vida como dices. Creo que está a la par de cuando abres el grifo: el chorro siempre va a la cuchara.

Espero que esas paredes terminen blancas y no con regueros rojos... jeje

Un saludo!

PD: Por cierto, te añado a mis enlaces, fenómeno.

Joven Eriza dijo...

Qué, cómo va quedando la cosa? :P

Twat Boy dijo...

La verdad es que quedaba bonito a rayas rojas y blancas ja ja ja, pero mi Niña se empeñó en quitarlo y que quedara blanco, no se por qué.. ja ja ja.

Ya hemos terminado y para ser la primera vez no está nada mal. La próxima... no, creo que no va a haber próxima en mucho, mucho tiempo...

Un saludo a todos y cuidado con las torrijas, que parece que no pero llenan.

caracol dijo...

pues claro, esa información del tendedero seguro va pasando de generación en generación...

yo le hablo a mi mamá cada vez que me decido a cocinar :S

me da gusto que la pintada resultara tan bien!!

saludos!

Pensamientos Todo a Cien dijo...

Me parto de risa. La verdad, no te veo con un rodillo en la mano y con el cigarrito en la oreja. ay,ay ay, que duras las tareas domesticas...ya te iras acostumbrando. por cierto, la basura se saca todos los dias y las bolsas tienen igual afinidad con manos femeninas que masculinas. ya me entiendes...las tareas del hogar no son patrimonio de la mujer auqnue ya se que tu no eres así. un besote.

La niña de TWAT-Boy dijo...

Conclusiones de la experiencia:
- La importancia de EMPAPELAR.
- Hay que ser metódica al pasar el rodillo (esto va por mí)
- Chinos, NO.Tiendas especializadas sí.
-La importancia de un buen plástico para cubrir suelos.
- Mejor rodillín que brochín.
- El olor a pintura marea, no coloca.
- Que razón tienen los padres en todo.
Me ha encantado verte con el rodillo. Me enamoras y re-enamoras.

Manuela dijo...

Pues ahora a disfrutar de esa blancura de casa, del tendedero y todo ese mundo hogareño con tu niña incluida. Esto me recuerda a que también tengo que pintar la casa ¡¡¡Uff!!!

Twat Boy dijo...

Pues paciencia y suerte!!! Y no olvides tapar bien el suelo y los muebles!!!!
Un saludo a todos