viernes, 16 de mayo de 2008

San Isidro Labrador

Que como todo el mundo sabe es el patrón de Madrid. La verdad es que las fiestas han dado un bajón terrible en los últimos años, los conciertos son escasos, malos y caros. Perfecto... para quedarse en la calle a tomar algo. Y es que en San Isidro se puede beber en la calle, ya que son fiestas patronales. El resto del año se aplica la norma de los 20 cm. En las Vistillas hay un escenario donde diversas asociaciones culturales representan zarzuelas, sainetes y monólogos, todo muy castizo. Ayer asistí a un monólogo sobre el 2 de mayo, llamando a los madrileños a la guerra contra el invasor francés. Está bien conocer la historia de tu ciudad, los grandes momentos y todo eso, pero la verdad es que en 2008 me sonó trasnochado. Ver a una mujer vestida de época glosar sobre las atrocidades de los franceses, la sangre derramada y las tumbas de los hermanos, además de llamar a la guerra era como asistir a una misa en Bucarest: ni me interesa ni lo entiendo. Pero bueno, ya se sabe que las fiestas patronales suelen ser de lo más rancio. Lo que sí me gustó, y mucho, fue ver a niños sudamericanos, chinos, españoles, de todas partes del mundo, vestidos con el traje típico de chulapo, correteando y jugando juntos por el parque. Eso sí que es lo verdaderamente interesante de las fiestas.

2 comentarios:

MARISA dijo...

siiiii pero los que trabajamos en Sevilla pero la central nuestra está en Madrid, es genial!! como si estuviésemos de fiesta aquí tambien!!jaja besos

Jesús dijo...

En los niños está la salvación de nuestro mundo...