miércoles, 13 de mayo de 2009

Por fin un paso más

Leo con júbilo que la píldora del día después se va a vender libremente en España. Y digo con júbilo porque ya está bien que los fines de semana, que es cuando más demanda hay, porque es cuando más actos sexuales con penetración se producen, es precisamente cuando más difícil es conseguirla. En la avanzada y liberal Comunidad de Madrid tienes que ir hasta la población de Alcalá de Henares. Piensa por un momento que te pasa a ti, que se te rompe el preservativo a las dos de la mañana del sábado, que tienes veinte años y treinta euros en el bolsillo, con suerte. Y con esa misma suerte hasta el lunes no la podrás conseguir, a no ser que te lleves bien con alguien y te acerque en coche, a las dos de la mañana, conduciendo en ocasiones más de una hora. Y el lunes ya la eficacia es menor. Tienes que tener más de dieciseis años, mayor de edad penal, para poder pedirla. Ahora falta que las farmacias de guardia no lo consideren urgencia, u objeten concienzudamente. Yo tengo mis valores, pero en un servicio público prevalece precisamente eso, el servicio al público y a la ley. ¿Que eres padre o madre y no te gustaría que tu hija la tomara sin comentártelo? No culpes al Estado por dar libertad, piensa en la relación que tienes con tu hija para que no tenga confianza contigo para contártelo. ¿Qué debería ser un médico quien la prescribiera? Totalmente de acuerdo, con consejos médicos y de salud sexual añadidos, que te fueras con la píldora y un folleto sobre enfermedades de transmisión sexual, sobre el SIDA y sobre el uso del preservativo. Pero ante las trabas de la Administración Autonómica de la Comunidad de Madrid, y desconozco si alguna más, el Estado debe garantizar el acceso de todos los ciudadanos a un medicamento esencial para la OMS y tomar medidas, drásticas si lo quieres llamar así que a mí no me lo parece, pero beneficiosas para el ciudadano. No hay que tener miedo a la libertad, sólo hay que ser responsable.

6 comentarios:

Cora dijo...

yo lo que veo mal esque al tener tan facil acceso a ella, la usen de metodo anticonceptivo, y esque no es eso, es solo para casos especiales como los que comentas...
un saludo.

potsis dijo...

Completamente de acuerdo.

Nesta dijo...

Desde luego no podemos hacer responsables a la administración de los errores de los padres al educar a sus hijos. Que hasta ahora fuera más complicado conseguir la píldora del día después no impedía que muchos jóvenes tuvieran relaciones sin protección. Eso es un problema de educación, no de leyes o de derechos.

Twat Boy dijo...

Ese es el tema, educar, no ocultar ni negar que los jóvenes practican sexo, campañas de uso de preservativo, educar a los jóvenes en un sexo saludable. Y si no fuera tan difícil conseguirlas en Centros de Salud recetadas por médicos quizá no habría sido necesario llegar a eso, pero como actualmente hay trabas y serias dificultades para conseguirlas en centros médicos, pues en la farmacia. Y yo lo aplaudo.
¡Un saludo a todos!

Jesu dijo...

A muchos padres hipócritas les es más facil pensar que su hija de 17 años no practica sexo, y que sigue jugando con las barbies.

Graziano dijo...

Mas divietos se ponen y mas dificil serà resolvir un problema. La historia nos ensena esto. Saludos.